browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

HISTORIETA DE URA!!!

Posted by on 7 septiembre, 2018

Os voy a contar una de las historias del primer campamento del grupo, que se realizó en URA. Lo primero que tengo que contaros es que ese año hicimos el campamento conjuntamente con los demás grupos juveniles de la parroquia. Nos repartimos todo el trabajo que había que hacer y, entre otras construcciones, a los parroquianos les tocó hacer el comedor. Con toda su buena voluntad se pusieron a construir el comedor con palets y demás material que habíamos llevado,y con madera que encontraron por los alrededores.

Después de todo el día haciendo construcciones (para los que no lo sepáis, en aquellos años se hacían todas las construcciones con maderas, cuerdas, toldos…), tocaba el reconfortante baño en el bravo río Mataviejas. Y después a recuperar fuerzas con una suculenta merienda. Estábamos en el comedor acabando de merendar, cuando uno de los responsables de grupo se queda mirando fijamente una zona del comedor. De repente se le oye decir, “este es el comedor peor construido que he visto en mi vida, se cae con la mirada”. En ese momento empieza a mover las mesas y los asientos de comedor, con un poco de fuerza a entender de resto de responsables, y todo el comedor se empieza a caer como fichas de dominó. El resto de responsables del grupo nos mirábamos con cara de asombro y no sabíamos que hacer, si reír o llorar. Todo el trabajo de un día entero de nuestros compañeros de la parroquia hecho pedazos. Algunos chavales nos miraban como diciendo, “madre mía la que se va a liar aquí cuando los de la parroquia vean esto”.

Había que arreglar este destrozo lo antes posible, así que no nos quedó otra que dividirnos en dos grupos y mientras unos responsables se iban a jugar con lo lobatos, los demás junto con los ranger nos pusimos a construir un nuevo comedor a la velocidad del rayo. Esa misma noche ya hubo personas que pudieron cenar sentados y al día siguiente todo el campamento pudo comer sentado y SEGURO, porque hay que reconocer que el comedor que habían hecho los parroquianos no era muy seguro, y estoy completamente seguro que no hubiese aguantado todo el campamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>