Los 30 desmemoriados de La Yecla

Los 30 desmemoriados de La Yecla

EL CENCERRO Y LAS VACAS 2007 – Salida de Inicio

Cercano al pequeño pueblo soriano de Sotillo del Rincón, en medio de un precioso encinar y rodeados de bonitos arroyos de montaña, pudimos disfrutar de unas “magníficas” Aulas de la Naturaleza cedidas por la Junta de Castilla y León.

Si la memoria no me falla, era la primera vez que el grupo salía de campamento fuera de la provincia de Burgos, o por lo menos, la primera para mí. Yo era un responsable novato dispuesto a disfrutar del campa con mis Lobatillos y, dispuesto a poner la casa al día para arrancar el campamento, nos dirigimos a la caseta del generador donde nos encontramos algo que se podría asemejar a un motor de coche  que cuando lo arrancabas, parecía que iba a echar a andar él solo y, menos mal que estaba lejos por que sonaba como un cencerro. Sorprendentemente, funcionó sin problemas durante todo el campamento así que los Responsables estábamos contentos y satisfechos.

El sitio era tan encantador que las vacas de la zona gustaban de entrar a comer el césped. Tampoco es que fuesen muchas pero, como eran muy tranquilas, tampoco nos preocupábamos de ellas más allá de advertir a los Lobatos que no se acercasen mucho a las vacas.

Sólo había un problema: queríamos cerrar la valla que había alrededor de las aulas por la noche y las vacas se quedarían dentro así que, ni corto ni perezoso, me dedicaba a acercarme a las vacas dando palmas para que ellas amablemente saliesen del perímetro y así poder cerrar.

No contábamos con que los Lobatos, ávidos de aprender lo que no les mandas, se dedicaron a estar el resto del campamento dando palmas para echar a las pobres vacas en cada tiempo libre que tenían.

Qué valiente el Lobato cuando sabe cómo espantar a la bestia…

Fdo: Los 30 desmemoriados de La Yecla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir »